• pluscollectivefi

Zapatos Rojos: Una obra de cambio social

Artículo: Red de Mujeres Finlandia

Editor en jefe: Gloria De Felice












“La violencia hacia las mujeres no tiene fronteras ni estrato social y afecta a todas las mujeres por igual”. (Elina Chauvet)


Foto: Patricia Locor, CDMX 2020




Elina Chauvet. Artista visual con 30 años de trayectoria. Arquitecta de formación. Elina es originaria de Ciudad Juárez, Chihuahua, ubicada en la frontera de México con los Estados Unidos, catalogada como una de las ciudades más peligrosas de México y donde fue acuñado el término feminicidio para referirse a los asesinatos de mujeres por el solo hecho de ser mujeres y que hasta la fecha tienen lugar con total impunidad.


Su incursión en el arte público y en el arte relacional se consolida con la instalación Zapatos Rojos, donde Elina canaliza sus reflexiones sobre la normalización de la violencia que viven las mujeres; concretamente la violencia doméstica, aceptada e insertada en los hogares de México y en diversas partes del mundo, y que había sido la causa del asesinato de su hermana a manos de su esposo. Para Elina hacer Zapatos Rojos fue además una forma de trabajar su duelo.



Foto: Phrancesco Garnieri, Roma 2020




El pasado 26 de octubre la Red de Mujeres Finlandia realizó una entrevista a Elina Chauvet para el Plus Collective, en la cual habla de su instalación Zapatos Rojos.


La primera instalación tuvo lugar en Ciudad Juárez: “Rojo es el color del amor. Rojo es el color de la esperanza”


La primera instalación la realizó en Ciudad Juárez, el 22 de agosto del 2009, utilizando 33 pares de zapatos donados por la comunidad. Escogió zapatos por ser uno de los elementos más comunes en la identificación de las mujeres asesinadas, pero además porque en esa ciudad fronteriza había muchas zapaterías.






Foto: Elina Chauvet, Ciudad Juárez 2009 En el plano personal, los zapatos también le recordaban la relación con su hermana, pues calzaban el mismo número. Los zapatos, desde diferentes perspectivas, cobraron una dimensión que Elina conceptualizó en su obra. Eligió el color rojo por su relación simbólica con la sangre. Para Elina “La sangre derramada es también la sangre que nos une, la sangre que nos hermana. El amor se representa en color rojo. Rojo es el color del amor. El amor de las madres, el amor hacia su hermana. Rojo es el color de la esperanza”.


Zapatos Rojos siempre sigue el mismo proceso en cada ciudad del mundo que se presentó “Si nos queremos como hermanas podremos ayudarnos”


Elina define Zapatos Rojos como una instalación que nos hace notar la ausencia de las mujeres que fueron asesinadas por el hecho de ser mujeres. La instalación se ha repetido en diversas ciudades de todo el mundo. Las reglas establecidas por la artista para llevarla a cabo son las siguientes: Los zapatos deben ser donados y pintados a mano de color rojo. Elina remarca la importancia de los talleres para pintar zapatos por cuanto tienen como finalidad hacer una catarsis colectiva. Los talleres son espacios para crear sororidad, ahí las participantes hablan, comparten, reflexionan sobre la violencia que sufrimos las mujeres. Para ella dar e involucrarse en el proceso de creación de la instalación es un acto de generosidad. “Si nos queremos como hermanas podremos ayudarnos. Apartar nuestras diferencias económicas, geográficas y culturales y coincidir en el amor. Estar unidas para acabar con el machismo”. Elina afirma con convicción La relación entre arte y sociedad no puede diluirse”. En Zapatos Rojos esta relación cobra una magnitud poderosa.




Foto: Rosamaría Bolom, Helsinki 2020


Zapatos Rojos es una obra de arte itinerante que lleva consigo un mensaje de cambio social, ocupa el espacio público para comunicar y crear conciencia de cuán urgente es detener la violencia basada en género.


“La violencia se puede detener. Lo importante es no aislarse. Hay que pedir ayuda. Siempre hay alguien para tender la mano. No te rindas, no pierdas la esperanza”, concluye Elina Chauvet.



Zapatos Rojos Helsinki: La violencia contra las mujeres en Finlandia es un problema del que debe hablarse más

Este 25 de noviembre, día internacional para la erradicación de la violencia contra las mujeres, gracias a un hermoso trabajo de colectivos de mujeres y personas interesadas en tomar acciones, reunidas en el Plus Collective se presentará por primera vez la instalación Zapatos Rojos en Kansalaistori, Helsinki.


Mediante esta instalación las organizaciones y personas que conforman el Plus Collectivese solidarizan con las que luchan por la erradicación de la violencia de género en todo el mundo, pero también buscan evidenciar que también en Finlandia, país calificado como el más feliz del mundo, la violencia contra las mujeres es un problema que debe visiblizarse más.


Foto: Gloria De Felice, 2020





201 views0 comments